COLEO

El coleo mas que el deporte llanero, es la expresion de su cultura, se conforma por jinete, caballo y toro.

Valientes, muy valientes, así se puede definir a los hombres y mujeres que asumen el reto de subirse en un caballo, perseguir un vacuno, agarrarlo de la cola y tumbarlo con un brazo. Pues ese es el principal objetivo del coleo, deporte tradicional del llano, que más que un pasatiempo es una práctica necesaria en el oficio de ser llanero.

Todo nació en las grandes llanuras que no conocen fronteras entre Venezuela y Colombia, salvo por los ríos y quebradas. Allí, hombres dedicados a la labor del campo y la ganadería llevaban grandes lotes de ganado de un sitio a otro y sus remolcadores no eran más que llaneros en el lomo de sus caballos que, con látigo en mano, arriaban y corregían el camino de cientos y hasta miles de cabezas de ganado.

En medio de estos desplazamientos, de días enteros, una vaca optaba por irse por un camino equívoco, la única opción de estos llaneros, a pie limpio, era correr al máximo con su caballo y tratar de alcanzar al rumiante que también emprendía carrera. La mayoría de las veces el llanero tomaba de la cola a la vaca y a base de velocidad y fuerza lograba darle un porrazo al vacuno que le viera obligado a regresar al gran lote.

“De esa manera la vaca cogía escarmiento y ya no lo volvía hacer. El problema es que si no se alcanza a la vaca se perdía y eso es plata. Generalmente cuando eso sucedía los animales se les descontaba a quienes llevaban el ganado, por eso apelaban a estas técnicas para evitar que los animales se escaparan. Eso sí, las vacas nunca más se salían del lote, los animales no son bobos”

Otra versión habla de la necesidad del llanero de tomar la vaca para ser marcada con el hierro, al dejarla correr su fortaleza se aferraba a la cola para tumbarla y así lograr imponer la marca. Esta práctica se fue generalizando y se hacía sin reglas y a campo abierto, más adelante se precisaron unas reglas básicas y que se hiciera en un

 

sitio conocido como manga. Sin embargo la esencia de fortaleza, valentía y habilidad de los llaneros es lo que trata de inmortalizar este deporte.

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s